maxresdefault

La multinacional de origen sevillano que el propio Barack Obama alabó y puso como ejemplo a nivel planetario, maneja cifras mareantes que apenas sirven hoy para arrojar algo de luz y muchas sombras sobre un conglomerado empresarial mastodóntico que encamina sus pasos a marchas aceleradas hacia la mayor quiebra de la historia empresarial española. ¿Estamos ante otro gigante con los pies de barro? Probablemente, sí. Para empezar, ya ha sido arrojada del paraíso del IBEX 35.