Cataluña monopoliza ya la campaña del 20-D

45772

La disolución de las Cámaras parlamentarias ha coincidido con la enésima y más directa andanada del independentismo catalán en su salida alocada de los cauces marcados por la Constitución Española de 1978. Con poco menos de dos meses aún por delante, está claro que el problema catalán marcará la agenda electoral de los principales partidos políticos, y quien no lo entienda así estará marcando un inexcusable rumbo equivocado en su hoja de ruta hacia Moncloa.

El primero que así lo ha entendido ha sido el propio presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien sigue evidenciando una templanza asombrosa a estas alturas y una plena confianza en el peso de la ley para frenar los últimos pasos dados unilateralmente por los independentistas vía parlamentaria. De entrada, avanza que no querría recurrir a la suspensión de la autonomía catalana contemplada en el artículo 155 de la Carta Magna. Y mientras, intenta reforzar los mimbres del bipartidismo a cuenta del órdago catalán, aunque no ha tenido más remedio que intentar sumar a las fuerzas emergentes a su frente constitucionalista.

Nada más conocer el acuerdo parlamentario de Junts pel Sí y la CUP para instar a la desobediencia y al inicio del proceso de creación del Estado catalán en forma de república, Rajoy llamó a Moncloa al líder de la oposición, Pedro Sánchez, y también a Albert Rivera. Pero ahí paró su afán integrador para sumar un sólido bloque constitucionalista frente a los independentistas. Ni Pablo Iglesias ni Alberto Garzón estaban invitados a la cita. Finalmente, también accedió a convocar al líder de Podemos, aunque sabe Rajoy que desde la formación morada se apuesta siempre por el diálogo y por otorgar la palabra para quien la pide, nada de mordazas preventivas. Es probablemente la postura de Podemos la que más puentes de entendimiento está intentando construir una vez llegados a estas alturas del proceso soberanista y al distanciamiento Estado-Cataluña.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *